Llegan las vacunas intranasales: ¿Son mejores que las inyectables en la lucha contra el Covid?

0
318

La Unión Europea ya firmó un acuerdo de compra de 20 millones de dosis de la vacuna intranasal de Novavax y hay otra docena en fase de estudio.

Luego de aprobarse y administrarse las llamadas vacunas contra el Covid-19 de primera generación, que son intramusculares, ya están a un paso de llegar las de segunda generación.

Ya está comprobado que las primeras, previenen la enfermedad grave y están creadas para combatir la variante original de Wuhan. Las nuevas en cambio, todavía están en proceso de aprobación por parte de los organismos reguladores.

Un ejemplo es lo que ocurre con la intranasal de Novavax, compañía que ya firmó un acuerdo de venta anticipada de 20 millones de dosis con la Unión Europea.

En tal marco, el vicepresidente de la Sociedad Española de Vacunología, Fernando Moraga-Llop, aseguró que para lograr una inmunidad de grupo frente a la Covid-19, “habrá que esperar a las vacunas de segunda generación”.

De las 300 vacunas nuevas contra el coronavirus que todavía se encuentran en fase de ensayo, solo 12 de ellas son intranasales.

Según la inmunóloga Adelaida Sarukhan, este tipo de preparados presentan “muchas ventajas” para hacer frente a los virus respiratorios.

Esto es porque “inducen una fuerte inmunidad mucosal, que se caracteriza por secretar anticuerpos capaces de frenar la infección directamente en la nariz, sin dar tiempo al virus para llegar a los pulmones”.

En cambio, las vacunas actualmente aprobadas, que son todas intramusculares, funcionan muy bien contra la enfermedad, sobre todo en sus formas más graves, pero menos contra la infección.

Por el contrario, no está claro que las vacunas intranasales sean capaces de activar con suficiente efectividad los linfocitos actúan sobre las células infectadas por el virus, como sí están haciendo las intramusculares. Además, también son más difíciles de dosificar correctamente.

Sin embargo, Sarukhan cree que las vacunas intranasales contribuirán a reducir la transmisión del virus y además resultarán un plus a la hora de controlar la pandemia, pues saldrán adaptadas a las variantes más dominantes actualmente.

Ahora bien, la experta tiene claro que el virus no desaparecerá a corto plazo y habrá que aprender a convivir con él. En este sentido, apuesta por la combinación de varios tipos de vacunas en función del momento, características y necesidades de cada persona.